El Salvador, Centroamérica    
 


  Página principal
  Nosotros
  Destinos turísticos
  Reportajes
  Galería de fotos
  Links
  Oferta de empleos
 
 
 

Turismo Rural Comunitario: Una Alternativa a La Pobreza Extrema Rural

Reportajes
    San Romero de América
    “Azul Profundo”
     Artista David Mejía
  Ahtzic Silis:
     Flores y Espinas
  Turismo rural comunitario
  Masoterapia
  Las maravillas del tacto
  Puerto San Juan
  Paraiso en Occidente
  El Faro del Pacifico
  Orquídeas Cuscatlecas
  San Miguel en Carnaval
  Fiestas Agostinas
  La Palma, chalatenango
  Chalatenango: Destinos
  Río de Orquídeas Moradas
  Cocina Cojutepecana
  Sihuatehuacán
  Los cóbanos
  Fogón en Morazán
  Arrecife de coral
  Cristo Negro de Juayúa
  Suchitoto: Capital por 1 día

Por Héctor Mejía
Email: info@elsalvador-in.com

 






















Muchas veces hemos oído hablar del concepto “Turismo Rural Comunitario”, pero pocos saben cuán importante pueden llegar a ser las actividades turísticas en las zonas rurales de nuestro país. Para tener una idea más clara de la importancia de este concepto, revisaremos algunos datos publicados recientemente por la IFAD en sus sitio web www.ifad.org sobre los índices de población rural y pobreza en los países en desarrollo: el 55% de la población total de los países en desarrollo vive en las áreas rurales; el 34% de esta población se encuentra en extrema pobreza, viviendo con menos de $1.25 dólares al día. El 80% de las personas que viven en las áreas rurales, se dedican aun a actividades agrícolas, de forma parcial para suplir sus necesidades básicas de alimento. En promedio el 30% de la población rural dependen del autoempleo no agrícola como una forma de subsistencia. Aproximadamente el 30% de la población rural se encuentra propensa en caer en extrema pobreza. En las áreas rurales, las actividades agrícolas y hogareñas son realizadas por las mujeres.

Como podemos apreciar los índices sociales y económicos de las zonas rurales son desfavorables, por lo que es importante contar con opciones que lleven desarrollo social y económico a estas zonas olvidados y alejadas de las grandes ciudades, que al final de todo son fuentes importantes de recursos humanos y naturales, que sirven de insumos para los sectores económicos de un país.

Las tendencias de políticas de apoyo a las zonas rurales, se enfocan en el desarrollo de agroindustrias, que muchas veces hace mas daño que beneficio, ya que genera la explotación excesiva de los recursos, tanto humanos como materiales. La tendencia debe ir mas en apoyar la producción de alimentos en armonía con el medio ambiente y que incluya la participación de los pobladores de las zonas rurales; esto permitirá generar puestos de trabajo y menos migraciones a las áreas urbanas.

En este sentido el turismo representa una oportunidad de desarrollo de las áreas urbanas de nuestro país. El turismo rural comunitario permite la integración e interacción de artesanos, campesinos, pueblos indígenas, etc. en las actividades turísticas en donde se caracteriza por ofrecer servicio y productos en armonía con la naturaleza y que se combinen con las tradiciones culturales de cada población. Para esto se supone que las poblaciones se organicen y estructuren una oferta turística coherente y complementaria que involucre a la población local.

El Turismo Rural Comunitario es una actividad turística que se realiza fuera del casco urbano, y que en ocasiones suelen ser caseríos o edificaciones históricas, rústicos, rodeados de abundante vegetación o en sitios donde existen lagos, ríos, bosques, etc. que una vez adecuados, pueden brindarse servicios de calidad y en ambiente familiar. Generalmente estos servicios turísticos son ofrecidos por los mismos propietarios.

El turismo rural comunitario permite la participación de los pobladores de la comunidad local, a través de la venta de artesanías, productos agrícolas, servicios de alojamiento, guías turísticos, venta de alimentos preparados, etc.

El turismo rural comunitario permite experimentar vivencias culturales con la comunidad. Usualmente los propietarios de la casa, alquilan las habitaciones como un hotel y se incluyen servicios alimenticios, siempre guardado la privacidad. Otras modalidades son las cabañas, campamentos, etc. El turismo rural comunitario permita la realización de actividades de senderismo, campamentos, turismo de aventura, agroturismo, actividades educativas sobre la preservación y conservación del medio ambiente, educación sobre el funcionamiento de granjas, paseos a caballo, estudios de ecosistemas, visitas a agromuseos,, visita a reservas ecológicas, vivencias con pueblos indígenas, etc.

Como podemos apreciar las oportunidades para generar ingresas a las poblaciones rurales a través del turismo son muy amplias. Sin embargo, esto debe realizarse de forma organizada y sistemática para que los resultados sean efectivos. Es importante además capacitar a las personas en relación a los servicios turísticos que se necesitan en la zona para poder ofertarlos a los turistas con calidad.

Apostarle al turismo rural comunitario, es apoyar a las poblaciones rurales alejadas de las áreas urbanas de nuestro país que viven en extrema pobreza.

 
 
 


El Salvador-in.com
Inicio  |  Nosotros  |  Destinos turísticos  |  Reportajes  |  Galería de fotos  |  Links

Contrate publicidad